Fuente de la cita atribuida a César Chávez: “Nunca eres lo suficientemente fuerte como para no necesitar ayuda”.